como pagar menos intereses en tus tarjetas

Cómo pagar menos intereses a mis tarjetas

Luchar con la deuda de las tarjetas de crédito puede ser abrumador y es un desafío que enfrentan millones de personas. Ahora es un buen momento para reducir las tasas de interés de tu tarjeta de crédito.  A continuación te presentamos cinco estrategias para pagar menos intereses a sus tarjetas.

1. Habla con tu emisor actual

Si pagas regularmente las facturas de tu tarjeta de crédito a tiempo, pregunta a los emisores si reducirán su tasa. También puedes ser elegible para una mejor tasa si tu puntaje crediticio ha mejorado significativamente desde que abrió la cuenta.

2. Nunca pierdas un pago

Una vez que te hayas retrasado más de 30 días en un pago, el emisor de tu tarjeta de crédito puede ajustar tu tasa de interés para cobrarte una tasa “predeterminada”, que puede ser 10 puntos porcentuales (o más) más alta que la tasa estándar.

3. Compara precios para obtener mejores ofertas

Si el emisor de tu tarjeta no reduce la tasa, o si aún no estás satisfecho con la que estás pagando, compara precios para ver si puedes encontrar una mejor tasa de otro prestamista.

Idealmente, encontrar tarjetas sin anualidad que tengan una tasa de interés general más baja y un interés bajo o del 0% en transferencias de saldo para nuevos clientes.

4. Consolida tu deuda

Es posible que puedas utilizar los ingresos de un préstamo o línea de crédito con garantía hipotecaria a un interés más bajo para pagar tus tarjetas de crédito.

Las tasas de dichos préstamos pueden ser menos de la mitad de las tasas que pagas con las tarjetas de crédito, pero son más riesgosas porque está utilizando su casa como garantía.

Eso significa que si tienes problemas para realizar pagos en el futuro, el banco podría ejecutar la hipoteca de tu casa.

5.Has del reembolso una prioridad

La mejor manera de pagar menos intereses en tus tarjetas de crédito es reducir el saldo sobre el que pagas intereses. Una vez que hayas reducido tu tasa o asegurado una oferta de transferencia de saldo, toma el dinero que estás ahorrando en intereses y rediríjelo hacia pagos de capital.

Mientras pagas la deuda de tu tarjeta de crédito, evita los hábitos de gasto que podrían hacer que tu saldo vuelva a crecer para pagar menos intereses. Concéntrate en crear un fondo de emergencia con suficiente dinero para los gastos de seis meses.