Manos con buró de crédito

Administra tu crédito de manera responsable

Cuando obtienes tarjetas de credito sin anualidad por primera vez, puede ser tentador salir corriendo y gastar. Sin embargo, es importante recordar que el crédito, aunque puede ayudarte a realizar compras que de otro modo no podría pagar con efectivo (como una casa o un automóvil), no es dinero “gratis”.

La forma en que usa el crédito puede afectar tu vida financiera e incluso tu capacidad para obtener otros préstamos más adelante.

La clave para que el crédito funcione para ti es una gestión responsable . Aquí hay algunos consejos para administrar el crédito de manera efectiva:

1. Vive dentro de tus posibilidades

Esta es la regla número uno para el éxito de las finanzas personales, así como de la gestión crediticia.

Asegúrate de poder pagar lo que compras, incluso si compras a crédito. Es importante que antes de comprar algo con una tarjeta de crédito, ahorre para pagar el saldo.

2. Realiza un seguimiento de tus gastos

Realiza un seguimiento de dónde gastas tu dinero. De esta manera, será menos probable que sobregires tu cuenta.

También es una buena idea hacer un seguimiento de los gastos de tu tarjeta de crédito, para evitar sobrepasar tu límite.

3. Ten un plan

Debes tener un plan para tu dinero. Incluso puedes tener un plan para tus tarjetas de crédito. Hacer un presupuesto de tu dinero puede ayudarte a pagar tus préstamos más rápido, evitar tener un saldo en la tarjeta de crédito y mantenerte libre de deudas.

Cerdito alcancía

 

4. Realiza pagos a tiempo

El factor más importante en tu puntaje de crédito es su historial de pagos. Si no realiza los pagos o se retrasa habitualmente, eso se reflejará en su puntuación. Esto puede significar tarifas adicionales, un puntaje crediticio más bajo y tasas de interés más altas cuando solicite préstamos.

4. Mantén tu nivel de deuda bajo

Si bien necesita pedir prestado para algunas cosas, como una casa, un automóvil o educación, es importante tratar de pedir prestado solo lo que necesitas.

Trata de pedir prestado lo menos posible. Los pagos totales de tu deuda no deben superar el 36% de tus ingresos mensuales para obtener un mejor puntaje de crédito. 

5. No cierres cuentas antiguas

A veces, es tentador cerrar una cuenta de crédito antigua. Sin embargo, la duración de tu historial crediticio es importante.

Un historial crediticio más extenso puede ayudar a tu puntaje crediticio y ayudarte a parecer más responsable. Parte de una buena gestión crediticia es asegurarte de mejorar tu puntuación.

6. Tener diferentes tipos de cuentas de crédito

Uno de los factores que consideran los prestamistas cuando se trata de tu crédito son los diferentes tipos de cuentas que ha tenido en el pasado.

Se prefiere una combinación de cuentas renovables y cuentas a plazos.

  • Las cuentas a plazos son aquellas que, como las hipotecas y los préstamos para automóviles, muestran que puedes realizar un pago fijo a lo largo del tiempo (y hacerlo a tiempo).
  • Las cuentas rotativas, como las tarjetas de crédito, muestran que puede manejar el pago de tu deuda periódicamente, sin sobrepasar tu límite.

7. Evita ciertos préstamos

Si bien es deseable cierta variedad en las cuentas de crédito, hay ciertos préstamos que parecen sospechosos y negativos cuando los prestamistas los ven.

Estos préstamos incluyen préstamos de día de pago y préstamos sobre el título del automóvil. Cuando sea posible, evita este tipo de préstamos.

8. Controla tus cuentas bancarias

Para controlar tu dinero, es necesario controlar tus cuentas bancarias y cuentas de tarjetas de crédito. Concilie sus declaraciones con regularidad para asegurarse de que sus registros coincidan. También puede verificar sus cuentas en línea para detectar cargos fraudulentos antes.

Como podrás notas, estos consejos son sencillos pero muy efectivo cuando se trata de administrar tu crédito de forma responsable. ¿Conoces algún otro tip?