aprovechando alternativas para pagar tus impuestos

Alternativas para pagar tus impuestos

Entendemos que, si no cuentas con efectivo para saldar tus contribuciones,  una cuenta bancaria podría ser la única opción. Si este es tu caso, a continuación te presentamos algunas alternativas para pagar tus impuestos y cuándo utilizarlas.

¿Cuándo pagar con una tarjeta bancaria?

Por lo general, siempre pagarás más al saldar tus contribuciones con una cuenta de crédito o débito. La forma más inteligente para evitar pagar más será usando un cheque o transferencia bancaria. Puedes lograr esto fácilmente al usar un programa inteligente para declarar impuestos.

Paga con crédito

Una de las alternativas para pagar tus impuestos es una cuenta de crédito,  sin embargo la comisión de pago será mucho más alta que al usar una de débito. La comisión que te cobrarán por liquidar de esta manera se calcula con un porcentaje de la cantidad que pagarás.

La comisión será la misma sin importar el proveedor de crédito que uses. En otras palabras, la comisión será igual si pagas con tarjeta MasterCard, Visa o American Express.

Por lo general, las comisiones por pagar con  crédito varían entre el 1,87% y el 1,99%.

haciendo pago de impuestos en la computadora

Paga con débito

Aunque puedes pagar tus impuestos con una cuenta de crédito, pagar con débito será la opción más inteligente. Cuando pagas tus impuestos de esta forma, también deberás pagar un cargo fijo, pero será más económico que la primer opción.

Una ventaja de pagar con estas dos primeras opciones es que tendrás un recibo inmediato del pago, que puede ser importante si estás solicitando un préstamo para una casa o auto.

Cheque

La última alternativa para pagar tus impuestos es escribir un cheque al pagar tus impuestos y enviarlo por correo. Esta es la manera menos costosa de pagar al SAT, ya que no hay ningún cargo, aparte del costo de tu cheque, el sobre y la estampilla.

Además, la institución encargada acreditará tu pago en la fecha en que el sobre tenga sello postal, independientemente de cuándo se haya recibido o se haya cobrado el cheque.

Esto te puede tardar un día o dos antes de que los fondos sean debitados de tu cuenta. Sin embargo, tu cheque podría perderse en el correo y no tendrás un recibo de pago hasta que el cheque se procese.

Esperamos que estas alternativas para pagar tus impuestos te ayuden a escoger la opción más optima para la situación en la que te encuentras. Recuerda que si tienes otra manera de realizar este tipo de pagos cuando no cuentas con efectivo disponible,  no dudes en compartirlo con nosotros.